martes, 23 de junio de 2015

El arte del liderazgo y el Eneagrama






Utilizamos el Eneagrama como guía de autoconocimiento para conocer nuestra particular "caja" de emociones, juicios sobre la realidad y motivaciones.

Una vez que las descubrimos, estamos abiertos a transitar a una realidad más abierta. El eneagrama nos muestra esta transición pasando de nuestras emociones a ciertas actitudes específicas para cada máscara del eneagrama (virtudes). Tambien nos informa de cómo es nuestra estructura de personalidad, con lo que podemos trascender el objetivo al que en ocasiones nos aferramos con fervor e indagar en nuestra intención más profunda en relación a ese objetivo, de esta forma trascendemos niuestra forma habitiual de pensar "dentro de la caja". 

El Camino mental supone pasar de nuestros juicios a perspectivas o puntos de vista sobre la realidad; esto supone transitar de las estrategias a los escenarios  Finalmente el tránsito de la motivación al instinto es el último eslabón antes de construir el futuro que queremos para nosotros y para nuestro sistema. Transitar estos tres caminos supone acceder a otro nivel de conciencia en donde somos capaces de vivir con dignidad y efectividad.

De la emoción a la Actitud

Pasar de la emoción a la actitud supone gestionar adecuadamente las emociones. Normalmente, las personas repetimos una y otra vez los mismos patrones emocionales que nos acompañan desde la infancia. Así el niño que ha sido muy quejica y muy llorón en su infancia normalmente arrastra ese patrón a la edad adulta, o la niñita de papá que se acostumbró a manipular a su papá luego manipulará a los hombres que conozca; hay muchos patrones y un líder ha de conocer el suyo para poder generar alternativas y opciones útiles para él y para las personas de su entorno; de otra forma, su respuesta será automática y posiblemente poco efectiva.

martes, 16 de junio de 2015

Victimas y perpetradores en la aldea global

Crecimiento personal. Comportamiento humano y roles que adoptamos en la vida.


Con los nuevos paradigmas sistémicos podemos mirar la realidad de forma global. Y aplicar las leyes sistémicas a la relación entre víctimas y perpetradores,  tanto a nivel micro de las personas  como macro de grandes sociedades. Ambos tratan de las relaciones y en las relaciones hay tendencia a aplicar el modelo victima/perpetrador. Habitualmente la víctima es lo femenino, las mujeres, la tribu El perpetrador es en muchos casos lo masculino, los soldados, el poder, las guerras.