jueves, 26 de julio de 2018

Adam Smith se equivocaba. Trump tambien



Esta frase la escuché por primera vez en la película “Una mente maravillosa”, sobre la vida del premio nobel John Forbes Nash. Los que hayan vistió la película, recordarán la escena en el bar, donde el actor Russell Crowe, representando a Forbes decía esta frase a propósito de un grupo de atractivas chicas de entre las que sobresalía una en especial. La idea era constatar que si iban todos a por la más atractiva, el resto de amigas se sentiría ofendida y en el mejor de los casos, solo uno de ellos conseguiría su objetivo. Sin embargo, todos conseguirían el objetivo si dejaran a un lado la atractiva rubia y fueran a ligar con las amigas.




martes, 17 de julio de 2018

Los subtipos en el Eneagrama y el instinto




La conexión con la Tierra, con los ríos, montes y bosques del planeta, con el mar, con la naturaleza, con la selva es necesaria para nuestra salud.

Cuando perdemos esta conexión, perdemos nuestro instinto, que es lo que nos conecta  con la Tierra que nos sustenta. Para compensar esta pérdida de energía, los seres humanos nos enfocamos en demasía en un área concreta de la vida.