lunes, 17 de julio de 2017

Reducir gasto sanitario con medicinas naturales




Es conocida la cruzada que realiza la OMC (Organización Médica Colegial) y otras Asociaciones similares por la medicina alopática y farmacológica en contra de la medicina natural, las plantas, la acupuntura, la homeopatía o el Reiki. 

Resulta patético ver los líderes de opinión defendiendo lo establecido, eliminando la posibilidad de curación con plantas naturales (que intentan ilegalizar),  o productos como el MMS que al no ser susceptible de patente, son prohibidos y demonizados sus usuarios. Es una vergüenza que en España se critique la acupuntura o la homeopatía cuando en otros países de Europa están incluidos en los programas nacionales de salud.


Hay mucha gente que delega su salud en el médico de cabecera, y que no titubea cuando le recetan sesiones de quimio o pastillas con efectos secundarios brutales - hay quien afirma que los medicamentos son la tercera causa de muerte en los EE.UU.
Intento ser responsable de mi salud, mental, emocional y corporal. Durante años he sufrido de dolores en los pies - motivado por un exceso de ácido úrico. El médico me recetaba unas pastillas para quitarme el dolor, que inevitablemente reaparecía al cabo de unos meses y entonces volvía a consumir los fármacos de nuevo. Un mes tomando MMS me he quitado el ácido úrico,  el dolor y las pastillas. 
El verano pasado me quemé con el agua de la pasta. Fui al centro de salud y me dieron unas pastillas y una crema. Al llegar a casa, preferí frotarme la zona quemada con un trozo de aloe vera y el dolor cesó y la inflamación tambien. 

Así ya sabemos cómo reducir el gasto sanitario, ponemos unos Aloes en el jardín del hospital para uso de los pacientes con quemaduras, se incorpora el Reiki, la acupuntura..., hay todo un mundo ahí fuera vedado por la Industria, que tiene un enorme potencial de transformación si le prestamos la suficiente atención. 

Así, sería deseable que un médico se formara en medicinas naturales, el Reiki, la homeopatía, la acupuntura, las plantas medicinales o el MMS, para tener más opciones y desligarse del monopolio farmacológico.


Antonio Diaz-Deus



No hay comentarios:

Publicar un comentario