martes, 23 de noviembre de 2010

Viviendo en el aquí y ahora

Leo muchos comentarios en el facebook del estilo de ¡estoy feliz!, ¡conecto con la abundancia!, ¡estoy contenta!, ¡he visto la luz! Echo de menos comentarios del estilo de ¡me siento vacío!, ¡estoy conectando con la escasez!, ¡estoy sumido en la tristeza!, ¡sólo veo sombras!
Aún a riesgo de parecer poco conveniente, estoy un poco cansado del lenguaje estilo positivo. ¿Qué ocurre? ¿Si estoy feliz es buen rollo y si estoy triste es mal rollo? ¿Si conecto con la abundancia es buen rollo y si conecto con la escasez es mal rollo? ¡Por favor!, la vida es abundancia, es escasez, es alegría y es tristeza. ¿Porqué me quieren boicotear la mitad de la vida? ¿Porqué no puedo sentirme pleno sintiéndome triste, sintiéndome escaso, sintiéndome vacío, sintiéndome mal? ¿Qué ocurre? Si solo queremos ver los árboles bonitos, desde luego que solo veremos arboles bonitos pero me estoy perdiendo la visión de los basureros, de la muerte, de las sombras, de la oscuridad… ¿O es que no hay oscuridad? Como coach, he de saber transitar por la oscuridad al igual que por la luz. ¿Y cuando viene un cliente que está en la oscuridad? ¿Le saco de ahí y le llevo a la luz? ¿Porqué? ¿Porque me siento incapaz de transitar por la oscuridad? ¿Porque no le puedo acompañar? Si alguien está en la oscuridad, algo habrá ahí que tenga que aprender y el coach no tiene el derecho de inmiscuirse en su proceso.

Vale, ya lo sé, el lenguaje genera realidad y es preferible construir buen rollo que mal rollo, pero la vida es como es, luz, oscuridad, felicidad, dolor, tristeza rabia, amor…No podemos obviarla con argucias lingüísticas. Dejemos los estereotipos y conectemos con lo que hay, la etiqueta se la ponemos nosotros. Aquí y ahora.

Antonio Diaz Deus

Volver inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada